Email info@mktmarketingdigital.com 隆Llama ahora! +54 9 11 2645-4960

Un falso restaurante logra el primer puesto en TripAdvisor

Son muchos los modelos a seguir que podemos encontrar del marketing digital bien aplicado. Sin embargo, toda nuestra atenci贸n se la llevan los contraejemplos y es porque son justamente estos los que nos recuerdan, como profesionales de la comunicaci贸n, que debemos evitar ciertas pr谩cticas que, a la larga, podr铆an generar m谩s problemas que beneficios. En esta ocasi贸n lo que ocurri贸 tuvo lugar en la plataforma TripAdvisor.

A menudo, cuando tenemos que trabajar en una cuenta nueva o nos hacemos con un cliente que a煤n no ha dado el salto digital, tenemos que llevar a cabo un an谩lisis profundo sobre cu谩les son las mejores opciones para la empresa en cuesti贸n. Bien es sabido que una tienda de ropa no necesariamente necesita tener presencia activa en todas las redes sociales, puesto que el mayor y mejor rendimiento lo tendremos en espacios determinados, como Instagram.

Cuando el sector que nos compete es el gastron贸mico o el hotelero surge, adem谩s, una cuesti贸n extra: Necesitamos obtener opiniones favorables sobre los productos que se comercializan en los establecimientos y la calidad de la atenci贸n que se brinda. Esto es un factor fundamental si se tiene presente que en la actualidad son muchos los usuarios que, antes de confirmar una compra, buscan opiniones de otros consumidores en la red. Para conseguir este objetivo, hay importantes cat谩logos como Booking o TripAdvisor, que son sitios en donde los clientes pueden dejar sus impresiones de un lugar visitado y una serie de calificaciones basadas en estrellas.

Parece muy f谩cil y confiable, pero no todo lo que brilla es oro, ya que aunque el sistema nos pide que confirmemos una serie de datos, tanto para registrarnos como due帽os o como clientes, es relativamente sencillo saltarse esas formalidades. Entonces, es ah铆 cuando surge lo que deber铆amos evitar: Muchas firmas principiantes (o mal asesoradas) pagan por obtener puntuaciones y rese帽as positivas. Esto no debe hacerse, porque casi siempre estas modalidades quedan a la vista y terminan afectando la imagen del local. Adem谩s, sobra decir que, por muy bonitas que hayan quedado las palabras, no es real. Lo mismo ocurre con la compra de seguidores para Twitter, de fans para Facebook y en las 谩reas donde te imagines.

El caso de聽The Shed at Dulwich, el restaurante que nunca existi贸

The Shed at Dulwich es un restaurante ficticio inventado por el periodista聽Oobah Butler. El prop贸sito de este experimento era demostrar que internet y las redes sociales no siempre son confiables para tomar decisiones de compra 驴C贸mo se le ocurri贸 la idea? De acuerdo a sus declaraciones, se inspir贸 en su propia experiencia como cr铆tico gastron贸mico falso, pues le pagaban por dar buenas opiniones sin siquiera apersonarse en el sitio.

Entonces, con ayuda de un tel茅fono y mucha creatividad, Oobah tom贸 una serie de fotos de supuestos platillos gourmet que no eran m谩s que montajes de crema de afeitar y pastillas para ba帽o. Despu茅s se registr贸 en TripAdvisor y cuando lo aceptaron en mayo, todo comenz贸 a rodar. Llam贸 a sus amistades para que dejaran comentarios beneficiosos y del 煤ltimo puesto (18 mil, aproximadamente), escal贸 al 156 en un par de meses. Luego comenz贸 a recibir reservas de las personas que realmente buscaban sitios donde comer en Londres y hasta fue contactado por otros expertos de la cocina.

Finalmente, qued贸 en el top de los restaurantes m谩s valorados de la zona y aunque el enga帽o termin贸 por desmoronarse, ha sido toda una experiencia en lo que al marketing digital respecta. Claro que una vez que se dio a conocer la noticia 鈥攜 que la misma alcanz贸 un grado de difusi贸n notable鈥, recibi贸 m谩s de una cr铆tica negativa de los competidores que sienten afectada su propia credibilidad por culpa de un tercero.

LO M脕S CURIOSO: Oobah lleg贸 a abrir una versi贸n f铆sica y tangible del restaurante. Para conocer toda la historia, te dejamos aqu铆 el link.

La palabra final de TripAdvisor

Ten铆an el restaurante de Oobah Butler en la mira desde hac铆a bastante y s贸lo era una cuesti贸n de tiempo para que inhabilitaran su cuenta… Al menos eso fue lo que le comunicaron a la revista Time.

Cr茅ditos por las fotos:聽聽Chris Bethell