Email info@mktmarketingdigital.com ¡Llama ahora! +54 9 11 2645-4960

¿Qué es un LEAD en el marketing digital, para qué sirve y cuántos tipos hay?

La definición de “Lead” varía dependiendo de la agencia de marketing en la que se emplee. La mayoría de ellas interpretan el lead como la acción de un usuario de brindar sus datos, ya sea a través de un formulario o respondiendo a un mensaje; para otras, un lead puede ser cualquier otra acción/respuesta de los usuarios a un mensaje, como una manifestación en una red social (comentario, compartida, like), pues en general la razón de ser de un lead dependerá de los objetivos que se hayan planteado en la estrategia.

¿Qué es la calidad de un lead?

Continuando con la primera definición de lead, la calidad del mismo es la conversión final que generan. Esto significa que los datos facilitados por el usuario/cliente potencial en cuestión pudieron cerrarse en una venta. Entonces, teniendo presente la cantidad de leads totales generados y la cantidad de transacciones concretadas, se puede calcular qué porcentaje de conversión se tiene en la campaña.

¿Para qué sirve un lead?

Más allá de lo obvio, que es la formación de una base de datos, poseer la información estadística de los leads frente a una campaña de marketing digital nos permite comparar distintos factores que intervienen en las estrategias y acceder al valor monetario real de un lead,

Por otro lado, es válido indicar que un primer lead es decisivo para hacer:

Lead Nurturing: Esto significa que cada lead se puede profundizar empleando distintas técnicas y nuevas estrategias de e-mail marketing ofertando contenidos novedosos o acercando el producto más directamente con descuentos o promociones.

Lead Scoring: Se asigna un puntaje a cada lead, sobre todo cuando se generan nuevos con el Nurturing, para clasificar a los usuarios dentro de una escala como clientes potenciales o no. Cuanto más se asemeje un perfil a nuestro público objetivo, mayor posibilidad habrá de ir por una venta.

Tipos de leads

  • Antes que nada, debemos responder cómo se obtienen los leads. Principalmente, los leads se entienden como la reacción al contenido de calidad. Esto significa que muchas veces los usuarios son capaces de dar sus datos a cambio de algo que les resulta útil o interesante. Por ejemplo, un e-book. Sin embargo, este tipo de lead, que es el más fácil de conseguir, no suele desembocar en una venta.
  • Luego están los leads cualificados, que son aquellos que pertenecen a visitantes que han accedido a tus contenidos en más de una ocasión. Esto suele aprovecharse para  conseguir datos extra que nos aclaren si en verdad son clientes potenciales reales.
  • Por último, nos encontramos con los leads cualificados para la venta. El contenido en este punto está más intrínsecamente relacionado con el producto principal y por ello se deduce que el usuario tiende con más facilidad a hacer una compra.