Email info@mktmarketingdigital.com ¡Llama ahora! +54 9 11 6202-1111

La guía básica para Inbound Marketing

Hablar de Inbound Marketing es hacerlo del “marketing de atracción”, pero en resumidas cuentas es una poderosa arma que atrae voluntariamente a los consumidores hacia el sitio web de nuestra empresa.

Desde el preciso momento en que surgió este concepto, la forma de acercarnos a los usuarios o cliente cambió. Anteriormente, las marcas estaban limitadas a ser ellas quienes buscaran a la gente, ahora es al revés.

Cada vez más son las empresas que aplican el Inbound Marketing, para conquistar más clientes, reforzar su autoridad ante el público y generar más ventas. Entre las razones por las que esta herramienta tiene tanto éxito radica en que hace posible que cualquier proyecto sea sustentable; es decir, representa una verdadera garantía de que toda inversión se verá capitalizada de una u otra manera; ya que a la larga agrupa todas las técnicas posibles para lograr un buen embudo de ventas.

La metodología que emplea apunta a realizar acciones que atraigan al cliente potencial hacia nuestro blog o sitio. A partir de esa atracción, se lleva a cabo todo un trabajo de relación con ese cliente, la cual se desarrolla por medio de contenido personalizado y de autor.

Dicho contenido, se elabora en forma estratégica, para “disimuladamente” educar al público y clientes potenciales sobre el segmento de nuestra empresa; así como para convertirla en referencia respecto al mercado objetivo, y de esta manera influir en la decisión de compra de futuros clientes.

Inbound Marketing

¿Cómo hacer Inbound Marketing?

El “Marketing de Atracción” se vale de un conjunto de herramientas, que giran en torno a crear una relación cercana con el consumidor. Su modelo de aplicación a cualquier empresa es muy sencillo, en primer lugar se debe ir en busca de esos extraños que desconocen el producto o servicio que ofrecemos. Eso de por sí es una ventaja, porque nadie nos conoce y de allí tenemos que partir para resolver el dilema y atraerlos a nuestro sitio web.

Seguidamente debemos desarrollar nuestro buyer persona, para por ejemplo saber ¿quién es Pedro? Después hay que generar contenido de valor, con acciones que nos ayuden a descubrir cómo habla Pedro, cómo vive, cómo consume de acuerdo a los canales de distribución de información que utiliza; esto nos dirá la forma de hablarle de la manera correcta, con lo que él quiere escuchar.

¿A qué nos referimos con el contenido de valor? Sencillo, el contenido de valor es todo aquello que resuelve algo, eso llama la atención de la gente poderosamente. Si por ejemplo, no optamos por generar algo como un ebook que aporte alguna solución, la gente no lo va a descargar. De allí la importancia de generar contenido enfocado en ese “público extraño”; para que encontrando eso que creamos para ellos descubran nuestra página web, nos visiten y conozcan lo que tenemos para ofrecerles.

Lo que sigue es aclarar nuestro panorama respecto a esos futuros clientes, manteniendo en claro cómo vamos convertirlos, generando llamados a la acción o engagement. Por ejemplo, promocionamos un ebook, tenemos que hacerlo desde una Landing Pages; así cada vez que alguien lo descargue dejará un lead cualificado, porque solamente el que esté realmente interesado lo va a descargar.

Inbound Marketing

Sobre esta base ya podemos comenzar a segmentar de otra manera, porque tendremos la valiosa oportunidad de llegar a esa persona de una forma más directa. Una vez identificados los leads, debemos trabajarlos para que consideren usar o comprar nuestro producto/servicio.

Tras todo este necesario proceso, es cuando vamos a trabajar en lo que se le conoce dentro del Inbound Marketing como: “cerrar” o “hacer columna”. Se trata de trabajar a ese cliente potencial con automatizaciones, integrarlo a algún CRM para tener algún seguimiento mucho más profesional.

Podemos valernos del email marketing,  y proponer por ejemplo “si abrís el correo te mando la información, o tal vez si te descargás el ebook te mando otra cosa”; y así lo vamos trabajando a medida que vayamos considerándolo.

Ya cuando lo hayamos transformado en cliente, entramos a pensar en el deleite, que es el valor agregado que ofrecemos y que la gente no se espera. Esta es la última etapa del Inbound Marketing, y garantiza el éxito de todo cuanto venimos haciendo, porque es un gancho seguro; tan así que ese cliente termina convirtiéndose en un promotor, alguien que defenderá nuestra marca.

Lo más importante de este proceso es crear promotores de la marca, porque serán nada más y nada menos que nuestros embajadores dentro y fuera del internet.

Inbound Marketing

¿Por Qué Hacer Inbound Marketing?

  • Aumenta el número de leads. El Inbound Marketing se posiciona como la principal fuente de captación de contactos y leads.
  • Incrementa el ROI. El retorno sobre la inversión tiende a ser más positivo, porque el coste por lead es menor que en los proyectos de Outbound Marketing.
  • Mayor disponibilidad de presupuesto. Permite a las empresas, principalmente a las pequeñas, disponer de un presupuesto más alto que si se dedican a promociones, anuncios, ofertas, que suelen ser más costosas.
  • Es una metodología verdaderamente funcional. Cada día son más y más las compañías, de todos los tamaños y presupuestos, que se apuntan a la práctica del Inbound Marketing. ¡Todas ellas no pueden estar equivocadas!
  • Rentabilidad garantizada. Con una inversión en Inbound Marketing, podemos analizar en dónde fue colocado cada centavo de nuestro presupuesto.
  • Facilita el trabajo de ventas y marketing. Ambos equipos unen sus espadas para crear un contenido de gran valor y alcance. Esto en definitiva se traduce en atraer nuevos visitantes, incrementar las conversiones, alimentar los leads, vender un poquito más y fidelizar la clientela existente.
  • Es el favorito de los motores de búsqueda. La última de las razones para hacer Inbound Marketing es el SEO. Cuanto más contenido generemos, enfocados en nuestro Buyer Persona, más posibilidades tendremos de estar en las primeras posiciones de búsqueda.

Conclusión

Es importante recordar que un sitio web es como nuestra casa. Podemos esperar para hacer algunas reformas generales, incluso transformar una parte de la casa y utilizar otra, pero lo cierto es que esa casa nunca deja de servirnos como un hogar. No sirve de mucho hacer una súper remodelación a la casa y no invitar a nadie para visitarla.

Exactamente esto ocurre con nuestro sitio web, debe ser siempre el ancla en una estrategia de Marketing Digital; un sitio bien diseñado es estupendo, pero apostar por el Inbound Marketing va más allá que mantener buenas apariencias.

Así que lo ideal es esforzarnos en los contenidos call-to-actions, así como en los espacios de contacto para la interacción y relación con nuestro público objetivo.

Lectura recomendada: Checklist para el lanzamiento de un sitio web

Hablar con Alejandro
1
Hola, estoy online.
¿Estas preparado para incrementar tus ventas?

No pierdas mas tiempo y hablemos.