Email info@mktmarketingdigital.com ¡Llama ahora! +54 9 11 6202-1111

¿Qué Hacer Para Ejecutar Una Idea De Negocio Nueva?

ETodo emprendimiento está marcado por mucho entusiasmo, incontables proyecciones y al mismo tiempo plagado de cosas inciertas. De hecho, podemos tener la visión más bonita del universo pero si no somos capaces de hacerla realidad, no sirve. Por ello, es preciso conocer y entender las mejores estrategias para realizar una idea de negocio nueva.

Actualmente, ningún inversor aporta dinero alguno por una idea que solo está en nuestra cabeza. Tenemos que demostrar que la visión que tenemos es lograble poco a poco, pero que al final puede llegar a ser bastante rentable; sobre todo en el mundo online, cada día más y más saturado de nuevas propuestas.

Sin embargo, hay que ser realistas, pero no pesimistas. Una empresa nueva, al iniciar su travesía por el marketing digital tiene un gran reto por delante; entrar a mercadear en Internet puede ser intimidante, porque debemos basarnos en las experiencias de las estrategias aplicadas por otras empresas.

Lo realmente cierto, es que la clave para el éxito de cualquier negocio está en tener presencia en Internet; pero no es algo que se logra de un día para otro, es un proceso que requiere de mucha dedicación. En otras palabras, materializar o cristalizar una idea de negocio nueva no es fácil, pero SI es posible, sobre todo para aquellos que sentimos pasión por lo que hacemos.

idea de negocio nueva

Regla De Oro: Pensar En Grande Y En Pequeño

Tal vez nos suene un poco contrariado o hasta descabellado, pero no lo es y ya veremos el porqué. Todo nuevo emprendedor está, por lógica simple, enamorado totalmente de su idea de negocio, y en vez de centrarse en los primeros pasos se fija demasiado en la visión final ¡Craso error!

No es que pensar en grande sea irrelevante, por el contrario nos motiva a llegar a la meta. Pero los pequeños detalles, acciones, herramientas y estrategias son las que van sumando para alcanzar nuestro objetivo; por lo que entonces hay que pensar en grande, pero también en lo pequeño.

¿Cómo es posible? ¿Qué hay que tomar en cuenta? Tal vez sea complicado explicarlo en pura teoría, por lo que se hace más viable hacerlo a través de dos claros ejemplos.

Lo primero es desarrollar una idea a nivel local. Facebook inició como una aplicación para los estudiantes de la Universidad de Harvard. Hoy, es la red social más grande de todo el mundo; nacieron focalizados en un pequeño segmento, la genial idea de Marc Zuckerberg funcionó y creció a niveles impensados.

idea de negocio nueva

Del mismo modo, pensar en pequeño para alimentar una idea de negocio nueva se traduce en acentuarnos en una funcionalidad. Así lo hizo el gigante de Mountain View, nos referimos a Google. En sus inicios solo tenían una búsqueda sin anuncios, pero destacaban por devolver resultados mucho mejores que la competencia, allí radicó su despegue hacia el éxito.

Design-Thinking, Un Método Infalible

Al emprender un nuevo negocio nos convertimos automáticamente en diseñadores, de nuestra propia empresa. Por lo que se precisa pensar como un diseñador, ellos utilizan un práctico y efectivo método para crear innovadoras ideas; se trata del plan Design-thinking, que aplicado a nuestro campo consiste en entender a los usuarios y aportarles soluciones a sus problemas.

Comprende cinco pasos, los cuales no deben aplicarse obligatoriamente en forma lineal; podemos saltar de una fase a otra según nos funcione, en aras de llegar al final. Tales pasos son:

Empatizar

Ponernos en la piel de nuestros futuros clientes, conocerlos. La mejor manera de hacerlo es realizando un análisis previo a la definición de la identidad de nuestro negocio. Por ejemplo, podemos plantearnos: ¿Qué problema resolvemos y a quién? ¿Por qué optarían por lo que ofrezco y no por lo de mi competencia? ¿Cómo queremos que nos perciban?

idea de negocio nueva

Definir

Tomemos todo aquello que nos aporte valor y nos defina como marca, puntualizando nuestra identidad visual y “tono de voz” en la web.

Aquí entran en juego el nombre, logo, los colores corporativos, tipografías, estilo de fotografías, eslogan y lenguaje concreto; los cuales harán parte de nuestros elementos de comunicación, y que por ende deben estar siempre presentes cada vez que escribamos algo o colguemos alguna foto en redes sociales.

Idear

Con una identidad claramente establecida hay que poner manos a la obra, generando ideas. Nos referimos a cubrir las necesidades de nuestros usuarios, pensando más en ellos que en nosotros; porque la clave de todo negocio es ayudar a otros a resolver algún problema o necesidad.

Prototipar

Antes de desarrollar a profundidad una idea de negocio nueva, es recomendable validarla. Podemos hacer una versión “beta” de nuestra web, un prototipo que nos sirva medir si nuestro negocio tiene potencial. De ser así, expandimos a plazo medio nuestro objetivo y posteriormente a una idea maxi (con una web súper completa), con algo para vender porque la base de todo negocio es vender.

idea de negocio nueva

Testear

Debemos atraer a potenciales clientes siendo significativos, y resolviendo un problema de forma simple y diferencial. Aplicando por ejemplo, la técnica de regalarles algo a los clientes a cambio de sus correos electrónicos, obtendremos una lista de suscriptores interesados en nuestra temática.

Posteriormente usaremos esa información creando una serie de emails, con los que buscaremos generar interés y ganarnos la confianza de los integrantes de la lista; si los inspiramos y conectamos las ventas llegarán.

Lectura recomendada: Top 5 De Lo Que Tienes Que Saber Sobre SEO [Update 2020]

Hablar con Alejandro
1
Hola, estoy online.
¿Estas preparado para incrementar tus ventas?

No pierdas mas tiempo y hablemos.
Powered by