Blog

El avance de los chatbots

Por Catalina Olgiati/

25 abril, 2022

La tecnología es, a menudo, considerada como algo impersonal, algo que se encarga de proporcionar una experiencia totalmente uniforme a cada usuario sin tener en cuenta quiénes son y cuáles son sus necesidades. Sin embargo, este tipo de afirmaciones ya han quedado en el pasado. De hecho, los avances tecnológicos más actuales, en especial aquellos dedicados al comercio online, tienen como objetivo exactamente lo contrario. Un ejemplo puede ser el uso de nuevos chatbots

Sabemos que el comercio online no para de crecer y, tal vez, la fuerza impulsora detrás de este crecimiento es el avance de la tecnología.

El marketing no se ha quedado atrás. Dentro de este universo, la tecnología se usa desde hace mucho y la automatización de cualquier proceso, en este caso de la comunicación con el cliente, tiene beneficios realmente muy ventajosos. Este tipo de automatizaciones ha sido una manera de ajustar las estrategias del marketing en concordancia con las nuevas maneras de venta. 

Los chatbots son una de las perfectas representaciones de los últimos logros de la tecnología. Son capaces de proporcionar un servicio integral, en tiempo real y a costo reducido. En palabras de la gente diríamos “bueno, bonito y barato”. Sin embargo, la mejor característica que presentan los chatbots es que, a pesar de ser una manera de comunicación tecnológica, son totalmente personalizables. El usuario sentirá que está hablando con una persona real. A mi parecer, son una manera perfecta de automatizar procesos y ahorrar tiempo.

Gracias a contextos como la pandemia, los usuarios han hecho una gran migración del comercio presencial al electrónico. Esto nos permite deducir que, la pandemia, fue un factor determinante para el avance de los chatbots.

En mi opinión existen bastantes razones por las que, los chatbots, se han declarado como el futuro no tan lejano del comercio online. 

Los chatbots mejoran la experiencia al cliente

Al fin y al cabo, un chatbot es un robot que está disponible para nuestro potencial cliente durante las 24 horas del día. Los altos márgenes de conversión no pueden ponerse en duda gracias a que, chatear con un bot es fácil, rápido y no implica una espera de mucho tiempo como la mayoría de los canales anticuados de atención al cliente. 

La conversión es más probable

El gran servicio que pueden brindar los chatbots hace que los usuarios se conviertan en clientes habituales. Esto sucede porque las respuestas que el bot dará fueron calculadas en base a la experiencia del cliente. La compra es totalmente personalizada.

Incluso, una de estas tecnologías puede ser útil para recuperar a los compradores que han agregado productos a su carrito y nunca han terminado su compra.

¿Necesitas más tiempo y dinero? Con los chatbots ahorras ambos

El trabajo de los chatbots es seguir patrones de preguntas y respuestas. Esto imita el vaivén de una conversación totalmente normal con un humano. 

Ya sea que la conversación se trate de consultas sobre las características de un producto , cuáles son los costos para el envío, cómo es el sistema de devoluciones de los productos o cómo se puede acceder a un servicio de la empresa, los bots están equipados para proporcionar cualquier tipo de información útil en un formato de tipo conversacional.

Así, los trabajadores humanos disponen de más tiempo para centrarse en otras tareas que no pueden automatizarse mediante el uso de la tecnología. De hecho, aunque parezca que su precio es muy elevado, la inversión termina valiendo la pena si la relacionamos con el tiempo que ahorramos en hacer procesos repetitivos. 

Los chatbots son una manera de diferenciarse de la competencia

Aunque ya varias empresas han decidido utilizar esta tecnología, muchas de menor escala aún no han accedido a ella. Esto quiere decir que tenerla como opción de experiencia al cliente puede ser una manera de agregar valor al procedimiento de compra de un usuario.

A mi parecer, los chatbots son una forma de crear mejores procesos en nuestras empresas, siempre y cuando tengamos en cuenta que, al menos por ahora,  no vivimos en un mundo donde la tecnología se encarga de todo, y siempre tendrá que haber algún factor humano. 

Seguime en mi Instagram para más información.

Recientes