Email info@mktmarketingdigital.com ¡Llama ahora! +54 9 11 6202-1111

5 datos infalibles sobre la Generación de Demanda

Pensar que la Generación de Demanda es un proceso complejo, por mucho que lo parezca, puede resultar contraproducente para tu marca. Tenés que empezar a verla como lo que realmente es: un proceso de generación de prospectos, que podés transformar en una gran ventaja estratégica para hablar “el mismo idioma” que tus clientes.

¿Cómo? Es muy sencillo, solo tenés que hacer anotaciones específicas de quienes te compran y por qué te compran. Para ello, es indispensable que tengas en cuenta siempre que las decisiones en torno a tu negocio deben estar fundamentadas en información veraz, y en un su análisis de esta información pero desde la perspectiva del cliente.

Fijate bien en lo siguiente: el baloncesto no solo se trata de tirar a canasta, hay que hacer que el balón entre por el aro. Así es que tenés que enfocar entonces tu GDD, consiguiendo leads cualificados que acaben incorporándose a tu negocio; la mejor manera de conseguir este propósito es con la especializada asesoría de una agencia de marketing digital.

Sin embargo, en este artículo tenemos un regalo para vos. Cinco datos infalibles sobre la Generación de Demanda, que te serán de mucha utilidad para hacer tu “cacería” un poco más interesante:

Tenés que identificar con precisión las actividades que te están generando más ventas, para invertir más recursos en ellas.

Si querés tener éxito en tu campaña de GDD, debés partir de un conocimiento preciso de tus clientes y consumidores. Es decir, saber qué quieren, cuándo lo quieren, cómo lo quieren, para inicialmente buscar objetivos cualitativos.

Una vez que tengas “bien engrasado” tu canal de generación de demanda podremos ir a por cantidad, porque a medida que vayas teniendo éxito sobre muestras pequeñas podrás ir ampliando tu radio de acción sobre muestras similares de potenciales leads.

Generación de Demanda

Tratá de aportar valor y conocer tus puntos diferenciales sobre tus competidores.

Hoy en día, muchas empresas cometen el error de intentar vender de todo a todos; pero lo que resulta más efectivo es vender soluciones específicas a nichos concretos. En otras palabras, si querés vender algo a los seguidores de Cristiano Ronaldo no tiene sentido que dediques tiempo y recursos en vender lo mismo a los fans de Messi.

Desarrollá la capacidad de autocrítica y reacción.

Por lógica simple, tus potenciales clientes (o al menos la mayoría de ellos) no interactuarán con vos hasta que realmente conozcan la propuesta de valor que tenés para ofrecerles.

Unos la notarán pronto, otros no tanto. Así que tenés la misión de buscar incentivos (cupones de descuento, regalos directos); que irán en función de la información que querés obtener.

Revisá y depurá con cierta frecuencia tu lista de contactos.

Mantenela viva y fluída. Mandar siempre lo mismo a los mismos contactos es un error común. ¿Qué podés hacer? Ampliar los datos de contacto de aquella referencia que te dio un amigo, crear un grupo de intereses para las tarjetas que recolectaste durante una feria; también podés revisar los emails que la gente abrió y los que no. Sé más metódico, tu credibilidad y confianza ante un potencial cliente es lo que está en juego.

Generación de Demanda

Medí tus éxitos, aprendé de los errores y mejorá para lo sucesivo.

¿Para qué tener prisa? Del azoro solo queda cansancio. Date tiempo y espacio para repasar tus objetivos de calidad y cantidad. Intentar cosechar resultados a la primera de cambio es un camino espinoso. No obstante, hasta el más difícil de los caminos empieza con un simple paso.

Lectura recomendadaCómo atraer clientes: tendencias de Inbound Marketing

banner

Hablar con Alejandro
1
Hola, estoy online.
¿Estas preparado para incrementar tus ventas?

No pierdas mas tiempo y hablemos.